4 lecciones clave de GRESB para tu Portafolio Inmobiliario

June 28, 2018 Meriah Jamieson



GRESB Foundation
es una iniciativa puesta en marcha por algunos de los mayores inversores institucionales del mundo, líderes académicos y miembros destacados del sector inmobiliario. GRESB elabora anualmente un ranking de fondos y empresas del sector inmobiliario más comprometidas con el medio ambiente.

GRESB (Global Real Estate Sustainability Benchmark) se ha posicionado como marco de referencia para el comparativo y la evaluación de la gobernanza medioambiental y social (ESG, por sus siglas en inglés) del portafolio de inmuebles (real estate).

El pasado mes, representantes del sector inmobiliario comercial europeo se reunieron en Londres para la presentación de los resultados del GRESB Real Estate Assessment 2017. Resumimos cuatro conclusiones clave del evento traídas por Chris Crawshay Jones, Consultancy Manager en Schneider Electric.

  1. El incremento de miembros de GRESB derivado de la demanda de la comunidad inversora

Todos los años, el número de fondos privados y compañías que forman parte de GRESB aumenta. En 2017, la cifra de adhesiones se elevó hasta la impresionante cifra de 850 empresas, representando 2.7 billones de libras en activos, un 20% mayor que la de 2015. Uno de los motivos clave de esta transformación es la creciente demanda, por parte de los inversores, de aumentar la transparencia en la gestión de riesgos y oportunidades de sostenibilidad.

Según una encuesta reciente de GRESB, el 94% de los miembros inversores se apoyan en datos de ESG a la hora de tomar decisiones sobre dónde colocar su capital. Ello provoca un crecimiento continuo del número de miembros, así como del interés de los gestores en mantener y mejorar su puntuación GRESB con tal de no perder terreno respecto a sus competidores. Un fondo con una mala puntuación puede tener serios problemas a la hora de atraer el interés de futuros inversores.

  1. Los programas de implicación de los grupos de interés: una oportunidad para mejorar tu puntuación

Entre muchos otros, uno de los criterios en los que se asesora a los participantes de GRESB son los programas de implicación de los grupos de interés. Estas iniciativas suelen implantarse empezando por la propia empresa, centrándose en los empleados, y moviéndose hacia la monitorización de la cadena de suministro y hacia una mejora de las relaciones con los propietarios a medida que éstas van madurando. Cabe destacar el drástico contraste que surge al comparar empresas con una puntuación de 1 estrella con aquellas que reciben 5 estrellas: el campo en el que más retraso sufren aquellos con 1 estrella es el de los programas de compromiso de los grupos de interés, comparado con otros ámbitos como Gestión, Política de Empresa o Indicadores de Transparencia y Rendimiento.

Dado el significativo peso, casi del 25%, del compromiso de los grupos de interés como proporción de la puntuación general, estas diferencias suponen una prioridad real y una oportunidad para aquellos que buscan aumentar su calificación en 2018.

  1. Los impactos de la planificación futura en objetivos de energía y carbón

Después del Tratado de París y la instauración de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, la meta es duplicar la mejora en eficiencia energética en 2030 (bajo el objetivo 7.3). El objetivo de estos propósitos es limitar el aumento global de temperaturas a 2 grados, para lo que la eficiencia energética global necesita mantener su tasa de mejora anual en un 2.6% entre 2010 y 2030.

El sector inmobiliario comercial desarrolla un papel relevante en la consecución de este objetivo, por lo cual la importancia de GRESB como medio de monitorización, progreso y galvanización de dichos esfuerzos sigue intensificándose. Según una comparativa de consumos de energía en portafolios similares, como medida de mejoras en eficiencia energética, los miembros de GRESB se han mantenido a la cabeza de esta trayectoria y siguen en el camino correcto para alcanzar el objetivo de 2030. El análisis de aquellos portafolios fuera del marco GRESB, así como del mercado en general, es bastante complicado, pero sería ingenuo asumir que el objetivo 7.3 de los ODS podrá ser alcanzado en 2030 sin dificultades.

Más allá de la eficiencia energética, compañías como Land Securities encabezan la transición hacia la reducción de emisiones de carbono gracias a su compromiso con los Objetivos de Base Científica (SBTs, en sus siglas en inglés), alineando así, de forma más estratégica, sus actividades sostenibles al nivel acordado de descarbonización requerido para mantener el aumento global de temperaturas por debajo de los 2 grados. El papel que juegan las previsiones futuras en la respuesta al cambio climático y la determinación de objetivos significativos se hará cada vez más relevante, incluyendo marcos adicionales como la Acción para la Transparencia Financiera en Asuntos Medioambientales.

La complicidad de las empresas y sus inversores en tales ámbitos se convertirá en un requisito tal que los riesgos y oportunidades financieros derivados del cambio climático serán comprendidos mejor y reportados a los stakeholders. Las compañías con ventaja en dichas metas y con un probado compromiso con la descarbonización se mantendrán a la cabeza de la carrera, tanto en términos de contribución a los objetivos como en su habilidad de comunicarse a sus inversores.

  1. Mayores recompensas por el aumento en transparencia

El compromiso de GRESB en mejorar los módulos informativos se ha solidificado, desafiando a sus participantes en cuanto a la transparencia y la complejidad de sus datos, acciones que llevan a un cambio positivo en el sector inmobiliario. Es un ejemplo el Módulo de Salud y Bienestar, completado por el 30% de los participantes en 2017, y que proporciona a los inversores información adicional sobre el valor social creado por su capital. GRESB ha, así mismo, anunciado futuras enmiendas al Índice de Rendimiento (PI, Performance Indicator en inglés) de la encuesta.

En la mencionada sección del PI, cuyo peso asciende al 25% de la calificación, conviven el compromiso de los grupos de interés con ámbitos clave en los que los participantes comunican a sus inversores el rendimiento de sus portafolios. Los futuros cambios en el PI recompensarán a aquellos participantes que informen con transparencia de los datos a nivel de activo, y no sólo a nivel de portafolio. Además, podrán conseguirse puntos extra a través de un sistema de puntuación de tres niveles, que evaluará los datos de activos en base a la transparencia, la calidad y el rendimiento.

Los primeros en adherirse a GRESB pueden beneficiarse de dichos avances, dada su típica familiaridad con la metodología de puntuación, sistemas de informes más exhaustivos y su probada superioridad respecto a los que empiezan más tarde.

¿Y qué hay de aquellas compañías que solo tienen acceso a datos de portafolios? Su adquisición de datos a nivel de activos no hará más que empeorar la carga que suponen esos informes, particularmente para aquellos que, sin acceso al programa GRESB API, tengan que introducirla manualmente en la plataforma. Estas capas adicionales de complejidad pueden llegar a aislar fondos e inmobiliarias todavía no adheridas a GRESB, puesto que pueden arriesgarse a tener puntuaciones bajas de PI respecto a sus competidores.

Los beneficios de una adhesión temprana son, por tanto, más que evidentes. En cambio, una adopción tardía podría conllevar un retraso y problemas para mantener su rendimiento con respecto a competidores más preparados y proactivos. Sin embargo, las mejores prácticas compartidas y el apoyo de los proveedores de servicios ayudarán a disminuir dicha diferencia. Será interesante observar cómo GRESB y sus miembros evolucionan y responden a estos retos en los próximos años.

 

EcoStruxure Resource Advisor: Gestión Automatizada de Datos GRESB

EcoStruxure™ Resource Advisor de Schneider Electric, plataforma de software empresarial de energía y sostenibilidad, ha introducido una nueva funcionalidad de transferencia de datos de GRESB. Para simplificar el proceso de adquisición de datos, el Resource Advisor envía la información automáticamente a GRESB, automatizando la recolección de datos y análisis y distribuyendo los informes anuales. Aquí puedes ver cómo Forest City utilizó Resource Advisor en su incorporación a GRESB.

Joaquim Daura, Active Energy Management Director

Previous Article
El papel crucial de los datos en los objetivos de la base científica
El papel crucial de los datos en los objetivos de la base científica

Next Article
Perspectivas globales 2018: 6 tendencias en Energía y Sostenibilidad
Perspectivas globales 2018: 6 tendencias en Energía y Sostenibilidad

Perspectivas globales 2018: 6 tendencias en Energía y Sostenibilidad